La recuperación y el reciclaje de textiles proporcionan beneficios económicos y medioambientales por los siguientes motivos:



· Reduce la necesidad de espacio en depósitos de residuos.



· Algunos productos de fibras sintéticas no se descomponen; sin embargo, otros productos de fibras naturales, como el algodón, aunque sí lo hacen, producen metano lo que contribuye al calentamiento global.



· Reducen la presión sobre los recursos vírgenes. Entre ellos se encuentran los materiales que se utilizan tradicionalmente en textiles como el algodón o la lana, así como el petróleo y otros químicos que se utilizan en la producción de fibras sintéticas.



· Reduce la demanda de tintes y fijadores de colorantes. Lo que, como resultado, disminuye el número de problemas que causan su utilización y fabricación.



Procesos Especiales



Dependiendo de su utilización final, en ocasiones no es necesario hilar el material. Simplemente puede comprimirse para crear nuevos rellenos textiles.



En el caso de materiales de polyester, el proceso de reciclado comienza cortando las prendas en piezas pequeñas. El tejido, una vez triturado, se granula y se transforma en pedazos muy pequeños de polyester. Dichos pedazos se funden y se hilan de nuevo en fibras nuevas que se utilizan para fabricar nuevos tejidos de polyester.



Aplicaciones



Los géneros de lana tejidos y materiales similares se reutilizan por parte de la industria textil, por ejemplo, en material de aislamiento para coches, techos, en parlantes, revestimientos de paneles y relleno de muebles.



El algodón y la seda se utilizan para fabricar papel y para fabricar tejidos de limpieza y pulido para distintos sectores: desde el sector del automóvil al sector de la minería.



Otra de las formas de reciclar ropa, es reutilizándola confeccionando nuestras propias prendas o rediseñándolas. Conseguimos ahorrar en costos de comprar nuevas prendas. También podemos reutilizar la ropa como paños de limpieza, en especial si se trata de prendas de algodón, o bien para rellenar almohadones.



Son precisamente estos cambios de hábitos, los que hay que sumar si queremos un planeta limpio y sustentable



Fuente: https://bit.ly/2wFfYq9