Importancia de la biodiversidad urbana



Una de cada dos personas en el mundo vive en ciudades y se estima que esta cifra aumentará a dos tercios para 2050. En 2020, en México el nivel de urbanización será de 85.9% y su umbral superior está en la región centro-este; en este contexto, Toluca como capital de la quinta Zona Metropolitana más grande de México, estará influida por 1,936,126 personas (SEDATU 2019).



La creación de ciudades más atractivas y habitables, es uno de los grandes retos para la planificación y para la gestión urbana. Esto requiere entender mejor las dimensiones y dinámicas ecológicas, sociales y económicas del paisaje rural-urbano.



Está demostrado que las ciudades pueden ser ricas en biodiversidad y que los costos públicos de provisión de agua, mejoramiento de la calidad del aire, generación de espacios recreativos, así como de prevención y control de inundaciones, disminuyen drásticamente cuando se invierte en el cuidado y la conservación de las especies a través de sus ecosistemas. Asimismo, un enfoque de adaptación basada en ecosistemas puede ser una forma rentable de reducir la vulnerabilidad al cambio climático en las comunidades urbanas y periurbanas, proporcionando múltiples co-beneficios ambientales, sociales y económicos. Por todo ello, visibilizar la importancia de la biodiversidad urbana y gestionarla adecuadamente, es fundamental en la construcción de una mejor ciudad.



Índice de Biodiversidad Urbana



El H. Ayuntamiento de Toluca, desarrolló el Índice de Singapur o Índice de Biodiversidad Urbana (IBU) basado en la frase de Peter Drucker “lo que se mide, se puede mejorar” y, en este caso, el IBU  permite identificar las áreas de oportunidad que requieren mayor atención, así como tomar decisiones desde una perspectiva de monitoreo, verificación y evaluación.



La Conferencia de las Partes IX (COP-9) del Convenio sobre la Diversidad Biológica (CBD)  (Bonn, 2008) reconoció el papel de las ciudades y de las autoridades locales, en la implementación exitosa de estrategias sobre biodiversidad y planes de acción; una de las consideraciones, fue la necesidad de generar instrumentos de ponderación diseñados para ciudades. De esta manera, un grupo de expertos elaboró el Índice de Biodiversidad Urbana, orientado a la aplicación práctica de temas estratégicos para la biodiversidad.



Los índices ambientales existentes para las ciudades se centran básicamente en las denominadas Agendas Café, Gris y Azul, como el agua potable, el saneamiento, la eficiencia energética, la calidad del aire y la gestión de residuos. Los indicadores de biodiversidad actuales disponibles se implementan a nivel nacional y, si bien hay numerosas publicaciones y estudios realizados sobre biodiversidad urbana, no existe un índice único que consolide todos estos indicadores relacionados con la biodiversidad a nivel local. En la COP-9 de 2008, el entonces Ministro de Desarrollo Nacional de Singapur, el Sr. Mah Bow Tan, propuso el establecimiento de un índice de biodiversidad de la ciudad para evaluar los esfuerzos de conservación de la biodiversidad de las ciudades. De ahí que la Junta de Parques Nacionales de Singapur (NParks), junto con expertos de varios países, asistieron a la Secretaría del CDB para desarrollar el Índice. El resultado es la formulación del "Índice de Singapur sobre la biodiversidad de las ciudades" o el "Índice de Singapur (SI)", denominado así en reconocimiento a la contribución y el liderazgo de Singapur. Esta es una primera herramienta de autoevaluación para ayudar a las ciudades a evaluar y comparar sus esfuerzos de conservación de la biodiversidad.



Fuente: https://bit.ly/2D76vdx



El IBU es una herramienta de autoevaluación para que las ciudades valoren y supervisen el progreso de sus esfuerzos de conservación de la biodiversidad en relación con sus propias líneas base individuales.



Se integra por dos partes:



1. El Perfil de la ciudad, que proporciona información básica sobre la ciudad.



2. 23 indicadores que miden la biodiversidad nativa, los servicios de los ecosistemas y la gestión local.



La puntuación del IBU es de naturaleza cuantitativa. A cada indicador se le asigna un rango de puntuación entre cero y cuatro puntos, con una puntuación máxima total posible de 92. El año en que una ciudad elabore por primera vez este puntaje, se tomará como el año de referencia y esto se medirá en función de las aplicaciones futuras del IBU para registrar su progreso en la conservación de la biodiversidad.



Sobre los 23 indicadores, estos se distribuyen en tres componentes:



•             Del 1 al 10 corresponden a la biodiversidad nativa en el Sistema Urbano.



•             Del 11 al 14, se consideran los servicios ecosistémicos proporcionados por la diversidad.



•             Del 15 al 23, abordan la gobernanza y gestión de la biodiversidad urbana.



La aplicación de este índice contribuye a orientar acciones de: monitoreo y evaluación (traza cambios en el tiempo), desarrollo de indicadores, buenas prácticas, insumos para la planeación urbana, valoración económica de los servicios ecosistémicos, desarrollo de capacidades locales, entre otros .



El Índice de Biodiversidad Urbana ha sido adoptado en 40 ciudades del mundo: 14 de ellas, fueron aplicados por académicos; 26 por gobiernos locales y 13 más están en proceso de estimación. Entre las ciudades que ya lo han elaborado se encuentran Londres, Frankfurt, Montreal y Los Ángeles; en Latinoamérica se tiene el registro para Curitiba (Brasil), Antigua (Guatemala), Curridabat (Costa Rica) y Cuenca (Ecuador). Para México, Toluca es la primera ciudad en desarrollar esta herramienta que nos coloca en una línea base para observar nuestros avances hacia el futuro.



Perfil de la ciudad



El municipio de Toluca cuenta con una superficie de 426.85 km2, que representa el 1.8% del territorio estatal; su población alcanza 900,855 habitantes de los cuales, 77% viven en localidades urbanas.



En el contexto estatal, Toluca ocupa el sexto lugar en número de habitantes y la segunda posición en aportación al Producto Interno Bruto (168,567.19 MDP, base 2013), además de contribuir con el  10.46% del PIB del Estado de México.



La economía se basa en actividades industriales, comerciales y de servicios, siendo el cuarto municipio mexiquense en recibir la mayor parte de la inversión extranjera directa en todo el Estado (Gobierno del Estado de México, 2019).



Resultados



Resultados del Índice de Biodiversidad Urbana por componente:



• Componente Biodiversidad Nativa. En cuanto al resultado de los indicadores, Toluca cuenta con una proporción total de áreas verdes de 25.15%, las cuales se distribuyen con un grado de fragmentación medio, esto favorece la conservación de los hábitats de especies, en específico de las que se halló registro: 136 especies de aves, 315 especies de plantas nativas, 65 especies de mariposas, así como reptiles y mamíferos.



 



 



 



 



 



 



• Componente Servicios Ecosistémicos. De acuerdo con el indicador de regulación climática, el efecto de enfriamiento de la vegetación es de 11.71%. En lo que respecta a la regulación del agua, se encontró suelo potencialmente permeable (agropecuario, forestal y cuerpos de agua) en 75% del territorio municipal.



 



 Conectividad de Áreas Verdes



 



 



 



 



 



· Componente Gobernanza y Gestión de la Biodiversidad. En el municipio de Toluca se asigna un presupuesto anual de 0.125% respecto al ingreso local, destinado a realizar acciones orientadas a proteger y conservar la biodiversidad. Actualmente, se cuenta con 18 proyectos locales integrados que corresponden a 2 planes de acción (Plan de Acción Climática Municipal ® y Programa para el Desarrollo Ambiental 2030).



 



Discusión de Resultados



Este primer ejercicio, observa en conjunto una serie de indicadores que hablan de la condición medio ambiental en Toluca y las oportunidades para seguir una ruta hacia la sustentabilidad y hacia la integración de los servicios ecosistémicos en la planeación urbana. La información obtenida,  permite ver, por ejemplo, que existen 6.9 m2 de área verde por habitante, un número menor al supuesto indicativo de la Organización Mundial de la Salud (OMS)   de entre 9 y 15m2; sin embargo, quitando áreas naturales protegidas y colocando una mirada más detallada que relaciona exclusivamente las áreas verdes existentes en zona urbana con población solo urbana, nos arroja la cifra de 0.14 m2/habitante.



Relacionar la cubierta de copa del arbolado respecto a la superficie total de la ciudad para tener una aproximación a regulación del microclima y estimación de captura de carbono, ha sido interesante en dos sentidos: 1. el aprendizaje en la utilización de técnicas de percepción remota y aprovechamiento de información gratuita y disponible, en este caso de la Agencia Espacial Europea- Proyecto Copérnicus, Sentinel 2, año 2018 y 2. lograr un dato que contribuye a mejorar la condición climática (11.72%) sabiendo que de acuerdo a las estimacions del IBU, 10% en la cubierta vegetal, reduce la temperatura local unos 3 grados.



Por otra parte, destaca el área potencialmente permeable que el municipio de Toluca, aún conserva: zona forestal, suelo sin vegetación, suelo agrícola, suelo con vegetación y pastizales, este territorio, representa más de 75% de la superficie del municipio, además de los cuerpos de agua que aún podrían ser fuentes de abastecimiento. La información contrasta con la sobreexplotación del acuífero del valle de Toluca, documentado hace varios años, donde el balance entre recarga y extracción arrojan un déficit de 142.29 Mm3



Respecto a la flora y la fauna, hay una enorme riqueza, 136 especies de aves, 65 de mariposas, 51 especies de reptiles y 15 de mamíferos, además de 315 especies de plantas. Esta información se logra, gracias a los registros elaborados para los Programas de Conservación y Manejo en las áreas protegidas que se encuentran en Toluca y por la información disponible de CONABIO; sin embargo, los datos requieren actualización; asimismo sobre especies invasoras no se obtuvieron datos. Se debe profundizar, haciendo una búsqueda exhaustiva que permita identificar producción científica existente y detectar necesidades específicas. En 2019, Toluca participó por primera vez en el Reto Naturalista Urbano convocado por CONABIO a través de la plataforma inaturalist. El registro fue de 14,459 observaciones de ciudadanos interesados en la biodiversidad de Toluca. Se estará haciendo una revisión detenida para ampliar el alcance de la información disponible.



En el componente de gobernanza, llama la atención el presupuesto asignado, que es de 0.125% del PIB municipal, recurso con el cual se desarrollan un gran número de proyectos, lo que se explica, por la colaboración de 33 entes participativos (ong, empresas, sociedad civil, etc).



Este índice debe mejorarse y ajustarse a la realidad de Toluca, por ejemplo, entre los temas que no se discuten está el impacto de la calidad del aire en los ecosistemas, o en la productividad agroalimentaria.



Medir esfuerzos en materia de movilidad activa (no motorizada) es importante, debido a que el impacto es positivo, pues no sólo reduce la fragmentación entre áreas verdes; sino que favorece la educación ambiental y mitiga el cambio climático.



Por otra parte, consideramos importante incorporar la valoración económica de los servicios ecosistémicos, porque es necesario avanzar hacia análisis costo beneficio en las decisiones públicas que se toman dentro de la ciudad.



La discusión apenas comienza, se debe fortalecer la crítica, el debate y sobre todo la vinculación interinstitucional para generar sinergias positivas a favor de la sustentabilidad.



Para ello, Toluca se unió a la plataforma CitiesWithNature que cuenta con el respaldo de ICLEI-Gobiernos Locales por la Sustentabilidad; The Nature Conservancy, UICN y el Ministerio Federal Alemán de Medio Ambiente, Protección de la Naturaleza, Obras Públicas y Seguridad Nuclear; y bajo la cual se buscará una interacción e intercambio de experiencias con ciudades comprometidas con la incorporación de la naturaleza y de los servicios ecosistémicos en la planificación urbana.



 



 



 



REFERENCIAS



 



CBD. (01 de 05 de 2009). Retrieved 2019 from https://www.cbd.int/subnational/partners-and-initiatives/city-biodiversity-index



CONABIO. (n.d.). Comisión Nacional para el Uso y Conocimiento de la Diversidad Biológica. (CONABIO, Ed.) Retrieved 09 de 04 de 2019



Zorrilla Ramos, M. (2016). Documento de posición y hoja de ruta en materia de biodiversidad urbana en el contexto mexicano. GIZ, SEDATU y SEMARNAT.



Biodiversity, U. M. (2009). Retrieved 2019 from https://www.cbd.int/doc/meetings/city/subws-2014-01/other/subws-2014-01-singapore-index-manual-en.pdf



Deutsche Gesellschaft für Internationale Zusammenarbeit (GIZ) GmbH. (2018). Integración de los Servicios Ecosistémicos en la Planificación y Gestión Urbana , guía rápida. México, CDMX, México: GIZ.



H. Ayuntamiento de Toluca. (2015). Plan Municipal de Desarrollo Urbano de Toluca. H. Ayuntamiento de Toluca, Toluca.



Gobierno del Estado de México. (01 de mayo de 2019). https://igecem.edomex.gob.mx. From Instituto de Información e Investigación Geográfica, Estadística y Catastral del Estado de México (IGECEM).



IGECEM. (2013). From http://igecem.edomex.gob.mx/recursos/estadística/productos/agendaestadisticabasicamunicipal/archivos/Toluca.pdf.



Ramirez - Albores, J., & Pérez, M. (2017). El papel de la Universidad Autónoma del Estado de México- campus el Cerrillo-, como refugio de la diversidad de aves en el Valle de Toluca, México. Ciencia Ergo Sum , 25 (3).



 



 



 



Cuadro 1. Índice de Biodiversidad Urbana de Toluca