Reykjavik, Islandia, ciudad socia de ICLEI,  ha sido pionera en el uso de la energía geotérmica. Casi 95% de la calefacción en la ciudad es proporcionada por la calefacción geotérmica del distrito . Reykjavik concentra prácticamente todas sus necesidades de electricidad y calefacción a partir de recursos renovables (principalmente de fuentes geotérmicas e hidroeléctricas ). Sobre una base per cápita, Islandia está por delante de cualquier otro país en la capacidad de generación geotérmica.



La geotérmica y la hidroeléctrica hacen que funcione la economía de la ciudad, pero el gobierno indica que ambas fuentes de energía tienen  mucha capacidad productiva para aprovechar. La producción de energía renovable de Islandia ha hecho que la energía del país sea independiente con respecto a la generación de calor y electricidad. Ninguna otra ciudad ha desarrollado un sistema de calefacción y electricidad de distrito utilizando recursos de energía renovable a escala de Reykjavik. Islandia también cuenta con una comunidad científica de renombre mundial en el campo de las en energías renovables.



El Plan Municipal de Reykjavik se centra en densificar la estructura urbana, desarrollar sistemas de transporte público, reducir la contaminación y preservar los espacios verdes. Aproximadamente nueve de cada 10 habitantes viven a cinco minutos a pie de un espacio público verde en Reykjavik.



Reykjavik es un centro mundial de investigación en energías renovables, ya que todas las universidades, los departamentos gubernamentales, las empresas públicas y privadas contribuyen. Los programas patrocinados por el gobierno ayudan a financiar nuevos proyectos de energía renovable. Tratando de convertirse en la primera ciudad en depender completamente de la energía renovable al 100% para el 2050.



 http://www.greencitytimes.com/Sustainable-Cities/reykjavik.html