El fraccionamiento La Cima del Márquez, ubicado en el municipio de Acapulco, Guerrero, socio de ICLEI,  fue clausurado de manera total temporal por parte de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA). La clausura obedeció a que, con maquinaria pesada, se realizaron acciones de remoción de vegetación forestal sin contarse con la autorización de Cambio de Uso de Suelo en Terrenos Forestales que expide la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT).



Inspectores de PROFEPA realizaron una visita de inspección al predio, en la que se constató que en la construcción del proyecto inmobiliario se afectó una superficie de mil 984 metros cuadrados con la tala de vegetación característica de la selva media subdaducifolia. En particular se dañaron especies de Palo Morado, la que se encuentra enlistada en la categoría de Protección, a partir de la Norma Oficial Mexicana de la SEMARNAT.



Se indicó que el responsable del predio alteró el uso de suelo al destinarlo a actividades no forestales, para transformar la vocación natural del predio, con lo que se afectó el ecosistema. La clausura total temporal se impuso con fundamento en lo estipulado en el Artículo 161, Fracción II, de la Ley General de Desarrollo Forestal Sustentable (LGDFS).



La normatividad establece sanciones que van desde una multa equivalente de 100 a 20 mil Unidades de Medida y Actualización, la amonestación, clausura temporal o definitiva, parcial o total hasta el decomiso de las materias primas forestales obtenidas, así como de la maquinaria, equipos y herramientas utilizadas para cometer la infracción.



Fuente: http://www.excelsior.com.mx/nacional